Se caracteriza por su singular belleza paisajística, que combina las aguas cristalinas de una inmensa laguna circular con una vegetación exuberante, característica de una selva tropical lluviosa. El agua del lago tiene un olor sulfúrico, lo que explica el origen de su nombre: “Lachuá” el cual es derivado de las palabras Q’eqchi’ “li chu ha’” cuyo significado es “agua fétida”.

Debido a lo aislado del parque y a la mínima afluencia de visitantes, podrá experimentar en el lugar una vivencia única con la vida silvestre. Es fácil observar gran diversidad de flora y fauna terrestre y acuática; pudiéndose avistar más de 300 especies de aves entre residentes y migratorias. De igual forma es notable la presencia de reptiles, anfibios, mamíferos, peces e insectos; entre los que destacan monos saraguate, jaguares, tapires y cocodrilos.

Al recorrer el sendero se puede acceder a un mirador, donde es posible apreciar impresionantes paisajes. Los atardeceres más espectaculares pueden observarse al verlos reflejados en la quietud de las aguas de la Laguna Lachuá.

Fuente: SIGAP

[fbalbum url=https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1063467650360941.1073741854.262918127082568&type=3]

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar